Normativa Española uso detector de metales

A modo de resumen se puede decir lo siguiente acerca de la Normativa Estatal sobre el uso de estos equipos para detectar:

En pocas palabras; ¿que dice la Legislación Española al respecto?:

LEGISLACIÓN ESPAÑOLA SOBRE DETECTORES DE METALES:

Debido a que existen claras lagunas respecto a la utilización de estos aparatos, la normativa que debe predominar en relación al empleo y utilización de los detectores de metales por aficionados a este hobbie, es la legislación autonómica de cada Comunidad Autónoma y se aplican reglas relativas a la arqueología y medio ambiental.

Como resultado a todo esto, quiere decirse que pertenecen a la Administración (Estado o Autonomía) lo descubrimientos de objetos con valor histórico encontrados de forma «casual».

En un caso así la persona que lo halla encontrado está en su derecho a percibir el cincuenta por ciento del valor de lo encontrado y caso de que el descubrimiento haya sido en una finca privada, deberá repartir la mitad con el dueño del terreno, siempre que te haya dado permiso para buscar en su propiedad. Si no te lo ha dado, no percibirías nada.

Por otra parte, si eres arqueólogo o bien geólogo y solicitas una autorización, deberías correr con todos y cada uno de los gastos y ceder al Estado el total de lo hallado sin percibir dinero o cualquier otra contra prestación a cambio.

Es de carácter común para todo el territorio Nacional:

  • Queda prohibido realizar prospecciones arqueológicas y/o minerales sin permiso por escrito de las autoridades pertinentes.
  • No se permite sin permiso del propietario, entrar en fincas ajenas que estén cercadas, ni tan siquiera si tuviese puertas abiertas u agujeros en las vallas.
  • Totalmente prohibido buscar en zonas arqueológicas, reservas naturales, zonas de patrimonio histórico y BIC, (bienes de interés cultural).

Hay una directiva europea, en la que dice que se aconseja a los gobiernos de cada estado (Podría ser también Comunidades Autonómicas) de llevar un registro de los usuarios aficionados a esta actividad de búsqueda de objetos metálicos, mediante el uso de detectores de metales y con ello poder crear un sistema y archivo de licencias.

Por otra parte, la Convención de Malta de mil novecientos noventa y dos, acordó que para conservar el patrimonio arqueológico y asegurar el carácter científico de las actividades de investigación arqueológica, que cada país se comprometa a «Someter a autorización anterior concreta en los casos previstos por la legislación interna de cada Estado, la utilización de detectores de metales y de otros equipos de detección».

Ley (16/1985)

Hay que tener en cuenta que existe una Ley (16/1985), de fecha veinticinco de junio de mil novecientos ochenta y cinco, del Patrimonio Histórico de España, que hace referencia al término «expolio», como toda acción o bien omisión que ponga en riesgo de pérdida y/o bien destrucción de los recursos que integran el patrimonio histórico de España.

En los artículos cuatrocientos once y cuatrocientos doce LPHE se trata de someter a anterior autorización las prospecciones y excavaciones, lo que se deduce de las definiciones que da el legislador de las dos técnicas.

Se infiere que esta ley no se puede aplicar a los aficionados al uso de detectores por el hecho de que su fin no es la investigación. Lo que si es de suponer es que remover la tierra más tarde a un descubrimiento casual, a las que se refiere el artículo cuatrocientos veintitrés LPHE, podrían entrar en este género de actos ilegales, mas para esto debería aceptarse que con un detector de metales se generan descubrimientos casuales, lo que resulta bastante poco creíble.

Artículo 323 (Código Penal)

El artículo trescientos veintitrés del Código Penal recoge un delito de daños a yacimientos arqueológicos, entre otro género de recursos. Para el código penal, puede ser un agravante en delitos como robo, hurto, apropiación incorrecta o bien estafa cuando afecten a cosas con valor histórico, artístico o bien cultural.

Lo que puede no tener mucho sentido es emprender acciones legales contra un aficionado a esta actividad, puesto que es preciso que la afección sea de gravedad. Tampoco efectuar hoyos en el suelo se puede estimar como excavaciones arqueológicas, siempre que no hallen el detector en poder del detectorista.

Conforme la Ley de Patrimonio Arqueológico cualquier objeto susceptible de tener más de doscientos años, deberá ser comunicado el descubrimiento a las autoridades de la zona a fin de que lo valoren y protejan como un bien histórico.

En la actualidad, en el año 2020, la única Comunidad Autonómica donde está prohibido el empleo de detectores de metales sin permiso y autorización, es Andalucía.

NOTA: Este Blog es una ayuda para los aficionados a este Hobbie, pero en ningún caso ha de servir como información fiable al 100%, debido a las lagunas que existen en relación a la Leyes que rigen para esta afición. Si quieres evitarte posibles problemas, se aconseja antes de usar el detector de metales, informarse en las Autoridades de la zona a detectar, como pudiera ser en Ayuntamientos, Concejalías de Cultura, Patrimonio Historico, Seprona, (Guardia Civil), etc.

Normativa general uso detector metales por Comunidades Autónomas

Ver Normativas por Comunidades Autónomas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad